Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Activistas climáticos lanzaron pintura a un cuadro de Monet en un museo sueco

“El jardín del artista en Giverny” fue atacado con pintura roja por dos mujeres que se pegaron al marco del cuadro, en reclamo por las emisiones de gas de efecto invernadero.

Dos mujeres fueron detenidas en Estocolmo después de que arrojaran “algún tipo de pintura” a un cuadro del artista francés Claude Monet y luego se pegaran al marco, informó el miércoles el Museo Nacional de Suecia.

El cuadro, El jardín del artista en Giverny, formaba parte de una exposición del museo. La portavoz Hanna Tottmar dijo que la obra estaba envuelta en cristal y “ahora está siendo examinada por los conservadores del museo para ver si se ha producido algún daño”.

La exposición, titulada El jardín, estaba cerrada pero se esperaba que volviera a abrirse a los visitantes el jueves. “Naturalmente, nos distanciamos de las acciones en las que se corre el riesgo de dañar el arte o el patrimonio cultural… independientemente del propósito”, declaró Per Hedström, director en funciones del museo.

Antes de ser detenidos, los activistas mancharon de pintura roja el cuadro, según un video del incidente del miércoles.

blank
Las activistas que dañaron el cuadro de Monet en el Museo Nacional de Suecia fueron detenidas

“La situación es urgente. Como enfermera, me niego a mirar. La pandemia no fue nada comparada con el colapso climático. Se trata de vida o muerte”, gritó una de las mujeres, identificada en un comunicado de prensa como Emma Johanna Fritzdotter. “La gente no sólo morirá de insolación. Se propagarán nuevas enfermedades, y no podemos ni imaginar su alcance”, añadió.

Helen Wahlgren, portavoz del grupo activista Restore Wetlands, dijo que el objetivo de la acción en el museo era presionar al gobierno sueco para que redujera las emisiones de gases de efecto invernadero. “Tenemos que hacer todo lo posible para llamar la atención sobre esta catástrofe climática y nuestras exigencias de restaurar los humedales” que almacenan grandes cantidades de carbono”, dijo Wahlgren.

El jardín del artista en Giverny, que Monet pintó en 1900, es la última obra de arte de un museo que ha sido blanco de los activistas climáticos para llamar la atención sobre el calentamiento global. En octubre, el grupo británico Just Stop Oil arrojó sopa de tomate a Los girasoles, de Vincent van Gogh, en la National Gallery de Londres.

Los activistas de Just Stop Oil también se pegaron al marco de una copia antigua de La última cena de Leonardo da Vinci en la Royal Academy of Arts de Londres, y a El carro de heno de John Constable en la National Gallery.

blank
“El jardín del artista en Giverny”, de Claude Monet, formaba parte de una exposición en el Museo Nacional de Suecia, donde fue atacado por activistas climáticos

Redacción: Infobae / AP

Publicidad