A dos años de las protestas de octubre, no hay reparación ni justicia para las víctimas

Quito, 12 oct (La Calle).- El pasado 17 de febrero, la Comisión Especial para la Verdad y Justicia, creada por la Defensoría del Pueblo, presentó un informe sobre las protestas de octubre del 2019.

El informe reveló que, durante las protestas, hubo violaciones a los derechos humanos de las personas, por parte de agentes estatales. El informe señala que a estas personas se le conculcó su derecho a la vida, a la integridad personal y a la libertad personal.

Asimismo, explica que estas vulneraciones tomaron la forma de ejecuciones extrajudiciales, atentados contra el derecho a la vida, violencia sexual, tortura, tratos crueles e inhumanos, detenciones ilegales y arbitrarias, lesiones oculares, entre otros hechos violentos.

“La población civil fue atacada de forma generalizada y el Gobierno justificó su accionar, a través de un discurso que pretendió instalar en el imaginario social a posibles enemigos. Equiparó delitos comunes a violaciones flagrantes de derechos humanos”, señala el documento.

La Defensoría del Pueblo sostuvo que la represión dejó 11 los fallecidos; 1.340 heridos; 1.228 detenidos y 15 personas que perdieron al menos un ojo.

De igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) entrevistó a 439 personas y registró 380 testimonios de afectados, que denunciaron haber sufrido vulneraciones a sus derechos humanos.

Tras su investigación, recomendó a Ecuador que establezca un plan de atención y de reparación integral para las víctimas de las protestas. Sin embargo, esto no ha ocurrido. Tampoco se ha señalado a los responsables directos ni políticos de la muerte de 11 ciudadanos, por lo que estos decesos continúan en la impunidad.

La Fiscalía, por su parte, habla de 735 procesos. La mayor parte contra líderes sociales, por daños a bienes materiales ajenos, paralización de servicios públicos, ataque y resistencia.

¿Vuelve octubre?

El presidente de la CONAIE, Leonidas Iza, aseguró que en estos momentos se configuran antecedentes similares a los de octubre del 2019: un gobernante que no escucha a su pueblo y sigue incrementando el precio de los combustibles.

“Al día de hoy ya tenemos USD 2.50, teniendo en referencia al 2019, es un incremento de 75 centavos. Son los mismos antecedentes que se dieron para el levantamiento de octubre del 2019. También quiero decir que al no escuchar las demandas de los sectores populares, incluidas en las mesas de diálogo, que llevaron las diferentes organizaciones, no se tiene resultados. Por eso hemos declarado una jornada de movilización, una jornada de asambleas territoriales y, lógicamente, de manera colectiva tomaremos la decisión”, aseveró

Asimismo, agradeció el aporte fundamental de la ciudadanía de Quito, durante las protestas de hace dos años. “Dijeron que Quito estaba en contra de las jornadas de octubre, pero eso es falso. Quienes ayudaron a sostener las jornadas con alimentación, con un pan, con víveres, con un granito de arena, fue Quito”, aseguró.

Lo último