Quito, 26 ago (La Calle).- Según información del Ministerio de Exteriores ruso hay 27 países interesados en comprar Sputnik V, la primera vacuna registrada contra el SARS-CoV-2. La vacuna rusa la desarrolló el Centro de Microbiología y Epidemiología Gamaleya del Ministerio de Sanidad de Rusia. La información la confirmó la viceministra del país, Tatiana Gólikova, quien participó en una reunión con Vladimir Putin donde se habló sobre la vacuna.

El Ministerio de Sanidad de Rusia anunció el pasado 15 de agosto que produjo la primera partida de la vacuna anti-Covid-19, de esta manera, el Gobierno cumple con los tiempos pronosticados. Si sigue así, tal como explicó Tatiana Gólikova, la producción en masa iniciará en septiembre.

La primera vacuna contra Covid-19

Tras aproximadamente dos semanas del anuncio del Gobierno ruso registró la primera vacuna contra el nuevo coronavirus, nombrada Sputnik-V en honor al satélite con el que la Unión Soviética se puso adelante en la carrera espacial en la década de 1950. Además, las autoridades rusas en ese entonces ya informaron sobre el interés de varios países por adquirir la vacuna y mencionaron que había entre ellos dos latinoamericanos, que por los últimos sucesos se presume que se hablaba de Argentina y México.

El gobierno ruso presentó la vacuna dos meses después de su aplicación en humanos y sin haber socializado datos del proceso de estabilización. Vladimir Putin incluso detalló que su propia hija usó la vacuna. Además, el jefe de Epidemiología del Ministerio de Sanidad, Nikolai Briko, había indicado que «no hay motivos» para posponer el registro de la vacuna.

Sin embargo, varios sectores opositores criticaron la vacuna rusa. Según señalaron, no existe transparencia con los datos de su elaboración. Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología en declaraciones a Redacción Médica dijo que «las vacunas no se pueden plantear como una carrera». Así mismo, que las que si generan confianza son las «de Oxford, la de Cansino en China y la de Moderna. Frente a esto el ministro Murashko expresó que las acusaciones son infundadas. Y refiriéndose a los detractores dijo: «colegas extranjeros, que aparentemente sienten cierta competencia y las ventajas competitivas del fármaco ruso, tratan de expresar algunas opiniones que, a nuestro parecer, son absolutamente infundadas».

El ministro de Salud además dijo que la vacuna había «demostrado ser altamente efectiva y segura». Así la calificó como un gran paso adelante hacia una «victoria de la humanidad» sobre el Covid-19. (AB)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *